el voto femenino creó la sociedad pol. correcta (II): el sentimentalismo reemplaza a los hechos

la política como programa de cotilleos: la emoción reemplaza a los hechos

Seguimos con las consecuencias de la entrada de las mujeres en política. Observamos cómo la prensa y la política se vuelven como los programas de corazón: ahora los políticos acuden a programas de cotilleos tipo Sálvame, se habla de su vida privada, … todo este es debido a que son precisamente las mujeres las que ven los programas del corazón porque les interesa más los cotilleos y la vida privada de la gente, por lo que al entrar en la política, con el tiempo ésta se “corazonizará”. El basar decisiones políticas o judiciales no en hechos sino en emociones, crea el populismo de masas.

voto-femenino-sentimentalismo

La emocionalidad y el sentimentalismo entran en la política

La “corazonización” de la política

Vivimos en la época de la “postverdad” o “verdad emocional”, donde los hechos no tienen importancia sino lo importante es “cómo se siente” cada uno. ¿Por qué ocurre esto? El dar más importancia a las emociones que a los hechos es una característica típicamente femenina. En los debates políticos actuales la gente no comprueba los hechos o datos objetivos, sino que es emocional, con quién se junta uno, cómo va vestido, hay ataques personales, se chilla… La política se parece cada vez más a un programa de cotilleo, a un programa de “Sálvame”, donde se habla sobre temas de mujeres, sobre sexualidad, siempre desde un punto de vista emocional y dejando de lado los hechos.

sus-lagrimas-nos-dicen-mas-que-cualquier-hecho-real

En un artículo reciente de Por qué los políticos van a Sálvame, se analizaba la nueva  forma de hacer política, poniendo como ejemplo que ahora políticos como Ada Colau, Gabriel Rufían o Pedro Sánchez acudan a programas de cotilleos como Sálvame. Son todos de diferentes partidos políticos, por lo que demuestra que es la nueva norma.

La idea es: “llegar al votante mediante un espacio basado en el entretenimiento, no en el rigor informativo, con lo que el espectador está con la guardia más baja” […] “programas donde la vida íntima o privada juega un papel relevante“. [ref]

Por ejemplo, Ada Colau habló de una novia que tuvo y terminó con un “¡viva el amor y que cada uno que quiera a quien quiera!“. Todo con un prisma sentimental. ¿A quién le interesa más la vida privada y personal de las políticos? A las mujeres.

Ada-Colau-en-Salvame.jpg

Las políticas en programas del corazón tipo Sálvame

En un algún artículo reciente algún periodista ya señalaban que ahora en España debatimos como en Sálvame, o el por qué se está perdiendo la capacidad de debatir.

¿Por qué los programas de debate de política se parecen ahora a platós de cotilleo? Porque la mujer ha entrado en política

Ejemplos

Ada-Colau-en-Salvame

Carmena-queremos-que-vengan

mujeres-que-se-casan-consigo-mismas

mujeres que se casan consigo mismas

¿Por qué la prensa se ha vuelto tan amarilla?

¿Por qué la prensa actual sobreexagera? Porque la mujer sobreexagera

Antes sólo había hombres en la prensa y por eso la prensa tenía otro estilo diferente: los cotilleos no se mencionaban y la vida privada de los personajes públicos se respetaba y no era noticia. Sin embargo, ahora cada vez más gente se queja de que la prensa cada vez se parece más a las revistas de cotilleos, buscando el titular, llamar la atención, … ¿Por qué? Periodismo es una de las carreras con mayor proporción de mujeres (en España las mujeres representan el 60% del alumnado de periodismo y son el 51,8% en los puestos de trabajo), como consecuencia, el punto de vista femenino ha entrado en los medios. Vemos ahora a menudo cómo la prensa reacciona exageradamente ante “polémicas” sobre machismo, racismo, homofobia, … ¿Por qué la prensa actual sobreexagera? Porque la periodista sobreexagera. Al dar la redactora y la periodista un enfoque más emocional, la prensa se vuelve más emocional también. Ahora si uno acude a la página web de el País, está lleno de videoblog de mujeres, secciones sobre pareja, relaciones, sexo, moda… los periódicos cada vez se parecen más un semanario de mujeres.

Ejemplo de prensa amarilla

Noticias de “telenovela”

El caso de Juana Rivas es un buen ejemplo del estilo emocional y de noticias del corazón que han tomado los medios en España: En 2017 Juana secuestró a sus hijos de su ex-marido italiano que tenía la custodia legal y se los trajo ilegamente a España. Durante todo el verano los medios españoles informaron diariamente sobre el caso de Juana Rivas.

juana-rivas-entrega-a-sus-hijos-a-la-guardia-civil.jpg

Caso de Juana Rivas, política sentimentaloide y emocional. En los medios ella aparecía siempre llorando

El caso de Juana es un ejemplo de esta política de “telenovela”, de olvidar los hechos, de explicar únicamente la perspectiva emocional. Si bien el padre había sido condenado por lesiones años antes (apuntaba a una denuncia falsa), se reconciliaron y tuvieron otro hijo (de hecho la denuncia del maltrato fue archivada). A pesar de que los jueces habían ordenado a Juana devolver a los niños, está los ocultó, los jueces denunciaron presiones políticas, y la asociación contra la sustracción de menores alertó de que el caso de Juana creaba un “peligroso precedente” (¿y si todos los divorciados empezasen a secuestras a sus hijos?). Sin embargo, las juezas pedían aplicar la “perspectiva de género” (vamos, que las mujeres hagan lo que quieran).

El caso de Juana Rivas es un buen ejemplo de cómo la política se ha convertido en un programa del corazón, los medios mostraban a Juana siempre llorando, el sesgo de las noticias era siempre emocional, eran noticias lacrimógenas, … era como los programas de cotilleos, como los programas que ven las mujeres.

Pero no es el único caso..

Nayirah-llorando-testimonio-falso

Nayirah llorando. El testimonio era falso

Aclaración

Para evitar cualquier futura tergiversación de mis palabras, dejar claro que yo no he dicho ni creo que TODAS las mujeres sean más sensibles y más influenciables a la presión social, hay mujeres mucho más duras que muchos hombres. Tampoco digo que TODOS los hombres sean más fuertes a la presión, ni que los hombres o los valores masculinos sean perfectos, ni tampoco que yo, autor del artículo, sea psicologicamente más fuerte que el resto o algo parecido. Estamos hablando de personas y no de maquinas por lo que hay excepciones que las encontramos todos los días, pero las excepciones son  hechos minoritarios.

 

Si te ha interesado, aquí la serie completa sobre el efecto del voto femenino:

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en actualidad, cultura política, delitos de odio, ensayo político, España, libertad de expresión, masculinismo y feminismo, políticamente correcto, psicología, voto femenino y lo pol. correcto. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a el voto femenino creó la sociedad pol. correcta (II): el sentimentalismo reemplaza a los hechos

  1. Anónimo dijo:

    con la aclaracion dices que no has dicho nada, gracias por la sinceridad. A ver si inventais algo coherente que nos aburrimos con la sociologia de siempre.

    Me gusta

    • La aclaración dice que hay excepciones, ya que somos personas. Lo escribo porque muchos querrán o intentaran manipular mis palabras. El artículo trata de las características innatas de la mayoría de mujeres y su efecto en la política y sociedad.

      Me gusta

    • Joana dijo:

      “Inventar”. Claro. Nos aburrimos, asì que inventa otra cosa. Tìpico de una sociedad profundamente enferma, una sociedad polìticamente correcta, un sentimentalismo femenino irracional. Una sociedad infantil, estùpida, que ama la mentira y no quiere saber nada de la verdad. Vamos a desaparecer como sociedad, gracias a ese sentimentalismo.

      Me gusta

  2. Joana dijo:

    Evidentemente hay excepciones que no hacen màs que confirmar la regla. Las mujeres que conozco que tienen sentido comùn, pragmatismo y prefieren la razòn a la emociòn, se pueden contar con los dedos de una mano. La inmensa mayorìa de las mujeres no sirve ni para tomar decisiones, ni para mandar, o gobernar. Soy una mujer, y lo veo diariamente.

    Me gusta

    • Decir que las mujeres no tienen sentido común es una exageración, yo lo que digo es que hay más mujeres emocionales, o que se dejan llevar más fácilmente por sus emociones, que hombres. Pero por supuesto hay hombres que son muy emocionales (sobretodo hoy en día en la progre Europa) y mujeres con las ideas más claras que los hombres

      Me gusta

  3. Marie dijo:

    Creo sinceramente que el hombre tiene una mayor capacidad para el liderazgo que las mujeres. Entre otras cosas, porque son más estables emocionalmente. Además de ser más fuertes y resistentes físicamente, no tener que traer hijos al mundo con la carga y la responsabilidad que conllevan, etc, etc… Ahora bien, el parecer de las mujeres debe ser escuchado, porque son tan inteligentes como los hombres, y cuando le ponen ganas a algo, aportan muchísimo a la sociedad. Es por esa, entre otras razones, que le mujer sí debe tener voto en la política.
    En determinados niveles la mujer puede ser jefe de grupo, sin problemas. Yo misma soy la responsable de mi pequeño grupo. Eso sí, una mujer con alguna responsabilidad, debe de ser capaz de reaccionar ante hechos y no emociones.

    Me gusta

  4. Pepe Lopez dijo:

    Estudio psicología evolucionista, sociobiología y primatología comparativa, he tenido que leer montones de libros científicos sobre las diferencias promedio entre sexos, de esos que tienen muchas citas a estudios con números, y no sólo lemas de esos que salen en las pancartas de las manifestaciones.

    Has dado en el clavo, aunque el feminismo en sí como movimiento social está en la raíz de la cultura PC que ha sido promovida desde los “Women Studies” en las universidades de EEUU, a nivel más profundo no es otra cosa que la manifestación de la forma de socializar de las mujeres Y los hombres afeminados, impuesta a nivel global, cual mujer tocapelotas dando capones a su marido calzonazos. Comportamientos típicos que se dan de forma promedio en mujeres (y hombres afeminados):

    – el ofenderse más facilmente, y el evitar ofender a otros por las razones más nimias
    – las “buenas maneras”, por eso siempre se están disculpando o exigiendo que otros se disculpen cuando alguien comete algún pecado según su credo (normalmente cuando se produce un agravio en contra de alguien más alto en la escala de la victimización, que es una inversión de la escara de mérito)
    – el victimismo, las conversaciones de las mujeres se centran en compartir vulnerabilidades, mientras que los hombres en actividades. (esto guarda relación con lo de ofenderse más facilmente)
    – el forzar la “igualdad” de resultados por encima del mérito. La tonteria que ponen ya en práctica en los colegios, donde a todos los niños le dan una medallita por participar.
    – la insistencia en dar y recibir respeto por defecto (en los hombres el respeto se gana)
    – el buscar el apoyo de la masa y la dependencia gregaria
    – la manifestación histérica de las emociones (los niños bebes sonrien menos y son menos expresivos que las niñas, a partir de la pubertad la diferencia aumenta, no es cuestión de represión de las emociones en los hombres por la cultura patriarcal, es que somos así de fábrica)
    – el chismorreo como medio para compartir información social,
    – el que prime la emoción sobre la justicia o el cumplimiento de la ley (en los juegos los niños insisten más en seguir las reglas del juego al pié de la letra, aunque sea de un juego inventado por ellos, las niñas rompen las reglas para tener en cuenta los sentimientos) y un largo etc..

    Lo de la mujer fuerte e independiente es un mito, la cultura PC crea la imagen de una mujer débil e histriónica que se ofende por todo, constantemente llamando la atención así misma y que depende de que Estado macho alfa la defienda y la mantenga con subvenciones que vienen de los impuestos pagados por hombres en su inmensa mayoría.

    Sí, los hombres siguen manteniendo a las mujeres, según un estudio en Nueva Zelanda cada mujer cuesta de forma promedio al estado al final de su vida 150.000$, mientras que en el caso de los hombres son contribuyentes netos. ¿Quién paga la diferencia? Eso si que es un “gap”. Como contrapartida las mujeres cuentan con valiosos óvulos y dan a luz a nuevas generaciones, pero en occidente ya no tienen apenas hijos con lo cual su existencia es parasitaria.

    Todo esto son adaptaciones evolutivas en un contexto en el que las mujeres son las que dan a luz hijos y buscan la protección de la tribu, por eso las mujeres son más gregarias y conformistas.

    Cuando acusan a otros de machistas, misóginos o hablan de “masculinidad tóxica, en realidad lo que quieren es avergonzar a la otra persona, una “técnica” de manipulación para controlarla que usan más las mujeres que los hombres. Por eso ante un comentario no polítcamente correcto te suelen decir, el que digas X te retrata (como mala persona), es decir no hay argumento, sino una calificación moral para avergonzarte públicamente, como cuando ponian plumas blancas a los hombres que no querían ir a la I guerra mundial. A esto recurren más las mujeres y hombres afeminados – los llamados “aliados” – que los hombres con niveles de testosterona normales o altos.

    En definitiva, quieren anular todo aquello que da autonomía y poder a los hombres y tacharlo como malo, lo de que los hombres se espatarren al sentarse no es por los huevos, es una señal de dominancia social, los machos de bajo estatus ocultan sus genitales (tanto en hombres como primates), los machos dominantes no, el querer controlar este aspecto, nada tiene que ver con que ocupes más espacio del debido (ellas lo hacen con bolsas de la compra) sino con controlar tu lenguaje no verbal que indica dominancia social. Incluso iniciativas más repugnates como querer prohibir que los niños jueguen al futbol en el recreo.

    Retomando el punto original, el problema es que los comportamientos y estrategias femeninas que han evolucionado para proteger y criar niños, no valen para construir una civilización, más aún si los hombres de esa civilización son castrados psicológicamente y físicamente (niveles de testosterona en declive en occidente) e infantilizados.

    Esto está creando una división irreparable entre los sexos, con tasas de natalidad decrecientes y una cultura decadente, en dónde la búsqueda de un materialismo vacuo es la máxima aspiración.

    Los hombres del pasado no eran tontos, no tenían la tecnología que tenemos ahora, y aún asi sobrevivían, y sus relatos míticos como el de Adan y Eva, Sansón y Dalila, la caja de Pandora, etc.. no son relatos machistas y misóginos sino sabiduria ancestral. Cuando la mujer alcanza a tener influencia política en la sociedad se traduce en caos, declive y final desaparición de esa sociedad, normalmente colonizada por otras sociedades “barbaras” y patriarcales que no han castrado a su hombres.

    Occidente está en estado terminal, y ya no hay marcha atrás.

    Le gusta a 1 persona

    • Son puntos muy interesantes los que comentas, la idea es que la entrada de las mujeres occidental en política está cambiando totalmente no sólo el fondo sino las formas de la sociedad europea. Tenemos que estar muy alerta para ver a donde vamos

      Me gusta

  5. Pingback: el voto femenino creó la sociedad políticamente correcta: no es que las feministas sean emocionales, es que las mujeres son emocionales | Experimento Asch Occidental

  6. Pingback: Cómo el voto femenino creó la sociedad políticamente correcta (III): el Gran Hermano | Experimento Asch Occidental

  7. Marisol dijo:

    Como siempre, aun estando de acuerdo con gran parte de lo que dices, me gustaría hacer alguna puntualización.

    Los primeros programas que empezaron a parecerse a Sálvame, fueron los de fútbol. Recuerdo que a los quince años mi hijo estaba muy enganchado a uno que dirigía Pedrerol, a ultimísima hora de la noche. Era un programa para hombres y dirigido por hombres; las mujeres eran anecdóticas: caricaturas unas y tías buenas otras.

    Después, llegó la “salvamenización” a las tertulias políticas.

    Le gusta a 1 persona

    • Sí, así es, la “salvamenizacion” afecta a toda la sociedad, gente cotilleando sobre la vida privada de los demás, hablando a gritos… Por ejemplo, hace poco le hicieron una entrevista a Pedro Sanchez y salia hablando de su vida personal, de su mujer, fotos como si fuera un modelo… pero nada sobre su proyecto político o sus iniciativas económicas, nada sobre política. Eso es porque ahora la mitad del electorado es femenino y a las mujeres no les interesa saber la ideología concreta de Pedro Sanchez sino si es feliz con su mujer, que qué hobbys tiene… Porque a las mujeres en general les gusta mucho los cotilleos y les interesa menos la política

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s