Cerebro racional, emocional y reptiliano

Veamos hoy cómo nuestro cerebro está dividido en 3 diferentes capas que representan cada uno de los yoes del ser humano. El cerebro racional, el cerebro emocional y el cerebro reptiliano. El cerebro reptiliano es el más arcaico de todos ellos, el que controla nuestra instintos más primitivos como el sexo y la violencia. Muchas de nuestras decisiones aparentemente racionales están tomadas en realidad por el cerebro reptiliano, el cual lo simplifica todo a la dicotomía bueno o malo.

Tipos-de-cerebro.jpg

Las diferentes capas del cerebro

El cerebro humano está dividido en 3 capas que representan cada uno de los 3 “yoes” de cada persona. Estos son el cerebro racional, la emocional (también llamado límbico) y finalmente el cerebro reptiliano, el más arcaico de todos. ¿Cómo nos controla nuestro cerebro reptialiano a la hora de tomar decisiones? ¿Procede quizás el número 3 europeo (la trinidad, las tres clases sociales, …) de los 3 egos que componen nuestro yo? Veámoslo.

Tipos-de-cerebro.jpg

Cerebro racional

El cerebro racional es la capa superior del cerebro donde reside el pensamiento lógico y analítico. Es la más reciente de las capas, estando muy desarrollada en los seres humanos y algunos primates. En este cerebro se encuentra la consciencia, la abstracción y la planificación. Se denomina neocórtex a esta capa y tres cuartas partes del cerebro se componen de ella. Hay una relación entre el tamaño del neocórtex y la cantidad de miembros de un grupo social, de lo que se deduce que la evolución del neocórtex fue impulsado por la necesidad de mantener complejas relaciones sociales.

tres-cerebros-neocortex-limbico-reptialiano.jpg

Cerebro emocional

El cerebro emocional, también llamado cerebro límbico, es el encargado de regular nuestras emociones. Esta capa es la que compartimos con todos los mamíferos. Esta capa divide los estímulos en “agradable” o “desagradable”, como el dolor (desagradable) o el placer (agradable). Aquí encontramos las emociones (placer, miedo, agresividad), los instintos sexuales, el hambre, … El sistema límbico es también encargado de producir endorfinas, drogas naturales que segrega el ser humano para el placer. Trastornos como el trastorno bipolar o la esquizofrenia se producen debido a un mal funcionamiento del sistema límbico. Aquí vemos como lo emocional y lo racional son yoes diferentes del ser humano que en muchas ocasiones se contraponen.

Cerebro reptiliano

El cerebro reptiliano es la parte más arcaica de nuestro cerebro. Controla los instintos primitivos del hombre, y la compartimos con unos animales que llevan en la Tierra millones de años, los reptiles. De ahí el nombre. El cerebro reptiliano representa nuestra instintos primitivos, siendo los más fuertes la sexualidad y la violencia. Esta capa se encarga de la supervivencia y la reproducción, con los mismos patrones de comportamiento que los reptiles. El cerebro reptiliano no tiene capacidad de sentir ni de pensar, carece de compasión o empatía y no aprende de sus errores, su función es la de actuar. Para sobrevivir el cerebro reptiliano lo simplifica todo a dos opciones, a los extremos, lo reduce todo a una dicotomía de “bueno” o “malo”. Son conductas impulsivas que se repiten siempre del mismo modo ante estímulos, gravados en el fondo del ser humano desde tiempos prehistóricos para nuestra supervivencia. Este cerebro emite señales no verbales para avisarnos de un peligro, señales que las personas a veces obviamos. Al ser la más antigua, cuando se activa, tiene prioridad sobre los otros dos cerebros, hasta el punto de que decisiones aparentemente “racionales” son en realidad tomadas por nuestro cerebro reptiliano. Lo que ocurre es que una vez tomada la decisión, la racionalizamos a posteriori con alguna excusa para autojustificarnos. El cerebro reptialiano es nuestra mente en las sombras, las fuerzas dormidas del inconsciente.

Hesse-Cuando-odiamos-a-alguien-odiamos-en-su-imagen-algo-que-esta-dentro-de-nosotros

Las decisiones que toma el cerebro reptialiano no son a veces obvias, y muchas veces se basan en represiones de lo más profundo de su inconsciente. Así se encuentran casos como el furibundo homófobo que resulta ser un homosexual reprimido, la feminista que habla de machismo pero que realmente quiere un hombre que la someta, casos en la historia como el católico más fanático fuera en realidad un musulmán converso, o el ultrapatriota hijo de inmigrantes. Así ocurre que los otros cerebros tratan de reprimir nuestros deseos más ocultos que se encuentran en el cerebro reptiliano. Todos ellos juntos dar forma a nuestra psique personal y única.

El cerebro reptil en la propaganda

Un ejemplo lo tenemos en la publicidad donde para vendernos un producto apela no a la razón, sino a los sentimientos, esto es, al cerebro límbico y reptiliano. Un ejemplo sería el anuncio de BMW de “¿Te gusta conducir?”, donde ni siquiera aparece el coche en cuestión, o cuando nos venden una marca diciéndonos que con ella atraeremos a muchas mujeres y seremos populares (cerebro reptiliano y emocional). De hecho, hasta los años 60 los productos se anunciaban por sus características (rendimiento, precio, duración, …) , pero con la invención de la publicidad y el descubrimiento de los tres cerebros, el enfoque cambió radicalmente a las emociones, siendo todo un éxito.

Esto no sólo ocurre para los anuncios, sino que se usa actualmente en otros campos como la propaganda política, apelando al miedo del votante, la doctrina del shock, al sentimiento de pertenencia, … esto es, al cerebro reptialiano.

En futuros artículos analizaré más a fondo el simbolismo de la serpiente así como su significado oculto. Ahora para terminar el artículo sobre nuestro mente, decir que los científicos han descubierto que una misteriosa luz se produce y transmite dentro de nuestro cerebro, sin entender por qué. Ahora podemos decir que nuestra mente literalmente nos ilumina.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías que ...?, cultura política, esoterismo y filosofia, psicología. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cerebro racional, emocional y reptiliano

  1. Pingback: ¿Qué simboliza la serpiente en la mitología? | Experimento Asch Occidental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s